Microcríticas: El truco final (El prestigio)

Muy bueno: La ambientación de la película. El entorno historico en el que se mueve la película sumado al tema de la magia consiguen transmitir la sensación de que algo inesperado y sorprendente va a surgir de la penumbra o de entre los artefactos que hacen posible los trucos de magia. Algunos efectos y elementos de la puesta en escena también resultan interesantes y algún que otro plano bastante imaginativo no puede dejar de ser mencionado.

Bueno: La siempre estimulante presencia de Christian Bale, Michael Caine y David Bowie. Hugh Jackman, sin embargo, aparece raro, como maquillado de más o de menos y el personaje que construye es extraño, incómodo de encajar. Por mucho que me duela admitirlo, mi adorada Scarlett Johansson tampoco queda demasiado bien parada. Me da la sensación de que últimamente las facultades interpretativas de la actriz han sido sustituidas por una excesiva confianza en lo que un buen peinado o un corsé ajustado pueden hacer por ella.

Regular: Es tendecia de Christopher Nolan y de su hermano y co-guionista Jonathan Nolan escribir historias en las que la narración no se desarrolle de forma lineal. La prueba paradigmática de ello es “Memento”. En “The prestige” la historia va dando saltos de forma constante pero, a pesar de no resultar confuso, uno se pregunta si era necesario tanto ir y venir. ¿Es necesario contar cómo alguien está leyendo el diario en el que se relata como otro está leyendo el diario del primero? La verdad, yo creo que no. Aparte de eso, el montaje y algunos aspectos de la planificación me parecen equivocados. Hay que tener en cuenta que esta es una película meramente tramposa y que, asumiendo eso, puede ser perfectamente disfrutable. Pero cuando uno se preocupa del truco tanto como se nota que le preocupa a Nolan, puede que se consiga el efecto contrario llamando la atención del público sobre él.

Mal: Me resulta vergonzoso y ridículo el título que se le ha dado a la película en este pais. El “The pretige” al que se refiere el título original hace referencia a las fases que un truco de magia debe tener para que dicho truco sea redondo. Al parecer, el público español está incapacitado para disfrutar de una película si no se manipula su título en favor de la taquilla. Esa es la única explicación que le encuentro a la absurda manía que existe aquí a la hora de rebautizar las películas. Considero que todas las películas deberían conservar su título original y si hubiese que traducirlo que se hiciese de forma literal. ¿O es que el título no forma parte de la creación de una película? ¿Es que acaso los autores no determinaron un título concreto por algún razón creativa?

Horroroso: Desde el momento en que hace aparición -bastante pronto, además- un personaje concreto, la película se vuelve inverosímil ante la certeza de lo que ocurrirá al final. Esa previsibilidad hace que el espectador desee estar equivocado en lo que sospecha pero, desgraciadamente, no es así. Además, la trama se va oxidando cada vez más consiguiendo que cada nuevo giro chirríe y que el final resulte ridículo en su forma. He de reconocer que si esta película estuviese realizada por un novato o un director mediocre, probablemente, esta crítica no sería tan dura. Pero que un director con el demostrado talento de Christopher Nolan firme una película con los fallos que tiene “The prestige” me da a entender que, o ha habido muchos problemas en la producción, o ha ocurrido algo que se me escapa.

Anuncios

19 Respuestas a “Microcríticas: El truco final (El prestigio)

  1. Aún no me leído nada, ni una palabra de tu microcrítica… Y no es por falta de ganas, es porque estoy esperando a verla sin tener antes casi información.

    Así que, hasta pronto. Un abrazo !

    Me gusta

  2. ¿Qué pasa con las pelis sobre magos?.

    La última que recuerdo es una sobre la vida de Houdini con Toni Curtis y este año dos de golpe. ¿No suena raro?

    Esta de El truco quiero verla esta semana, la de el Ilusionista me pareció muy muy buena.

    Me gusta

  3. Víbora: Al parecer estas dos películas surgen de el manido tema del robo de ideas y proyectos en la industria cinematográfica. Creo que el proyecto original era “The prestige” pero, como suele pasar, “El ilusionista” llegó antes a los cines y, creo, ello ha perjudicado a esta. Yo no he visto la otra pero he oído diferentes opiniones sobre ella, la mayoría buenas.

    Bienvenido.

    Me gusta

  4. Totalmente de acuerdo, sólo que yo metería más cosas en “horroroso”. Es curioso, acabo de verla y me he quedado con esa misma sensación sobre Jackman. No sé qué quería, pero no le sale. Parece que pasa por allí, por la peli, y no acaba de hacerse con el personaje.

    El truco de la película es tan obvio y tan mal ejecutado que cuando lo ves (minuto 10 o así) todo se viene abajo.

    Me gusta

  5. Adoro con todo mi corazón tus particulares “estrellas de puntuación”. Pues creo que hemos sido de los pocos que les ha disgustado de The Prestige… pero tras leer los puntos que te “enervan” creo que sigo estando de acuerdo contigo. Lo mejor es en efecto la ambientación y la puesta en escena, lo del tiempo sobra y lo de ese personaje que se nota a la legua lo que puede esconder….

    Me gusta

  6. A mi tampoco me gustó mucho que se diga “El prestigio” (me niego a escribir la frase que le han cascao antes).
    Predecible, incoherente en muchos aspectos del guión y, en ocasiones, ridícula. Además, cuenta con el agravante de estrenarse tras “El Ilusionista”, en mi opinión, mucho mejor que la de Nolan.
    Un beset!

    Me gusta

  7. Grampus: La verdad es que a veces me resulta muy complicado hacer las críticas en este formato. Hay películas a las que solo le pondría cosas en “Horroroso” y otras al revés. Pero me complico empeñándome en demostrar que todas las películas tienen detalles buenos y malos. Por supuesto, eso ni hace que mis críticas sean más objetivas, ni lo pretendo. 🙂

    PequeñiIbán!: Gracias, tus halagos siempre me alegran. Es una lástima, la verdad, porque se podría haber hecho una buena película e, indudablemente, una mejor película. ¿Qué le vamos a hacer?

    Nüx: Sí, lo del nombre no tiene nombre. Yo el ilusionista no la he visto pero seguro que no es tan predecible como esta.

    Donnie: ¿Sabes que ocurre? Que con los ingredientes perfectos para cocinar un plato sofisticado, ligero y sabroso han hecho gachas. Es una lástima.

    Me gusta

  8. Película enormemente interesante…sobre el papel, pero decepcionante en su resultado final. Por eso mismo, porque la historia promete muchísimo y está abierto a un sinfín de posibilidades que debieran haber fascinado, y sin embargo resulta farragosa, carente de la más mínima lógica y con un final que se diluye en sí mismo.
    El primer tercio está muy bien, con la presentación de los personajes, su interrrelación y el truco que desencadena la cruenta y bastante estúpida guerra entre los dos protagonistas.
    Y cuando parece que el espectador quedará arrebatado ante la curiosa y rica historia, comienza una narración oscura, como he dicho antes, farragosa, donde todo se confunde y la credibilidad brilla por su ausencia.
    Y es que, tal y como sucedía en la superior “El ilusionista”, en este tipo de filmes, el envoltorio puede ser más importante que lo que hay dentro, pero cuando hay sobre todo humo (envuelto en muchos rayos debido a la electricidad, invento de finales del siglo XIX, que tanta importancia tiene en el filme y en la historia de la Humanidad), la historia se resiente, dejando toda la fuerza y razón de ser en el truco final, en la finalización de la historia. Y esta no puede ser más desilusionante. Algo que se escapa a la magia y entra en lo cotidiano, en lo estrictamente real y humano. Algo, por otra parte, bastante previsible pues no podría ser otra cosa, aunque se la haya revestido anteriormente con ropajes de fantasía y ciencia ficción.
    Estéticamente hay escenas bellísimas, como el momento de la introducción de un ataúd en un nicho. En cuanto a la ambientación, se nota un esmerado trabajo en cuanto a la dirección artística, así como en el vestuario y peluquería y maquillaje.
    Sin embargo, el guión tiene bastantes agujeros y la dirección de Nolan, toma un impulso respecto a su anterior filmografía, pero para atrás. El ritmo comienza siendo bueno pero más tarde todo se supedita a preparar al espectador a un final “abracadabrante”, ilusionándole en vano, visto su bastante menor resolución.
    En el capítulo interpretativo, las tres actrices se comen con patatas a los protagonistas, con un Hugh Jackman, especialmente mediocre, muy por debajo de su, por otra parte, difícil papel.
    En defintiva, en lo que a mi respecta, “The Prestige” me ha supuesto un menor entretenimiento, que no me ha aburrido, eso no, pero sí decepcionado, hasta el punto de que se me habrá olvidado dentro de una semana o así. Como si no hubiera visto nada.

    Me gusta

  9. Hola,

    Estoy de acuerdo en que, aunque tiene muchas posibilidades, Nolan la estropea tontamente. ¿Por qué?

    Eso quisiera saber yo, pero la realidad es que no deja un buen sabor de boca precisamente.

    Saludos.

    Travis

    Me gusta

  10. Lo siento amigos.

    “The prestige” es un PELICULÓN y creo que, como muchos peliculones, será apreciado dentro de unos años.

    Me explico: el tema del truco es importante, sí, pero aparte de que tampoco creo que todos seáis tan listos para haberlo visto antes que nadie (por otra parte, no hay un sólo truco: que yo recuerde, hay hasta CUATRO), centrarse en esto obvia las verdaderas cualidades de la peli que, entre otras, son las siguiente:

    a) La puesta en escena de Nolan, una vez más, es maravillosa, conjuntando como nadie la ambientación histórica perfeccionista (sin caer en el preciosismo barato de “El ilusionista” (y aquí dejo de hacer comparaciones, porque no tienen nada que ver)), con una dirección de actores, lo siento, estupenda: si descontamos “The fountain”, nunca he visto a Hugh Jackman tan bien. Los secundarios están todos espléndidos (hasta la Johansson, para mí una actriz mediocre). Y consigue, como en todas sus películas, una estupenda mezcla de épica e introspección psicológica (como en Memento, en Following o en Insomnio… y también en Batman Begins, que aun siendo su peli más floja sigue siendo muy interesante).

    b) No entiendo cómo os centráis tanto en el tema del truco y obviáis el verdadero activo de la peli (como lo era también de las otras películas de Nolan): es un análisis durísimo y muy vivo sobre la obsesión. De ahí que para algunas personas sea tan difícil de ver: los personajes son tan reales en sus paranoias que a veces cuesta seguir mirando (como decía Nietzsche, creo: “Si miras al abismo, el abismo te devuelve la mirada”). También está el estupendo análisis del tema del doble, tratado con una profundidad poco común en el cine (y no sólo americano, sino en general, de hoy en día).

    En resumen: Nolan me sigue pareciendo el mejor director menor de cuarenta años del mundo, y que dure!

    Me gusta

  11. Perdón, se me olvidaba el riesgo enorme que toman Chris y Jonathan Nolan escribiendo un guión caleidoscópico y completamente anticonvencional. Una de las grandes maravillas de la peli (recomiendo a todos los que no han disfrutado de ella que la vuelvan a ver, es una de esas peliculas que mejoran con cada visionado), es la manera en que fuerza al espectador a tomar partido, a interesarse por la historia y por los personajes. Es increible comprobar lo fluido que es el ritmo de la película, pese a que ninguno de sus “flash backs” y “flash forwards” se anuncia al espectador (ni con un cambio de velocidad de obturación en el objetivo de la cámara, ni con la utilización de filtros para variar la tonalidad de la fotografía, ni siquiera con la utilización de los archiutilizados fundidos encadenados en el montaje…). Sólo el recurso de la voz en off es un poco más convencional (aunque tampoco mucho).

    Mención aparte merecen la fotografía y la banda sonora de los habituales Wally Pfister y David Julyan, maravillosos los dos.

    Por cierto, hablando de similitudes con otras películas: mucho antes que con “El ilusionista” (película que me parece MUY INFERIOR en todos los aspectos, aunque para gustos los colores), yo la compararía con “Los duelistas” y con “La trama”.

    Bueno, ya acabo: es que leo las críticas del foro y a veces creo que hemos visto películas diferentes! (Creo que ha quedado claro que me ha gustado mucho, ¿no?)

    Me gusta

  12. Alfred Borden: Ha quedado claro que te ha gustado. Y me alegro muchísimo y siento una tremenda envidia de la pasión que se traduce de tus palabras. Verás, en la parte técnica estoy del todo de acuerdo contigo y también en que no resulte aburrida ni confusa a pesar de la arriesgada narración que usan los Nolan para contarla. Pero, sin embargo, tengo la sensación de que dicha narración (a pesar de saber que Nolan es aficionado a la desestructuración) es resultado de un rodaje y montaje caóticos. Si no, no se explica que “el truco” se vea tan pronto. No me considero más listo que nadie por haberlo “descubierto” a los 15 minutos, de hecho, ojalá hubiese estado despistado y no tendría que haberme pasado el resto de la película pendiente de ello, deseando equivocarme.

    En cuando a la interpretación, me quedo con Bale y Caine. Los demás, ni fu, ni fa. Y Jackman me gusta más como Lobezno, por ejemplo.

    Totalmente de acuerdo con la fascinante historia de la obsesión.

    En general es muy complicado que una película (o cualquier cosa) guste a todo el mundo y esta es una de esas que dividen a la crítica y el público pero bueno, todos tenemos derecho a opinar, ¿no? 😉

    Un saludo.

    Me gusta

Are you talking to me?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s