Microcríticas: La ciencia del sueño

Muy bueno: Gael García Bernal demuestra otra vez que no se le resiste ningún personaje, ningún idioma, ningún género ni ningún director. Creo que la interpretación de Gael es la base en la que la pelicula se asenta y consigue evolucionar a pesar de la falta de trama. La interpretación del actor -imagino que por la circunstancia de la historia y la naturaleza de los personajes- es la de un niño que juega a que es un actor adulto que está interpretando el papel de un niño adorable. Esta interpretación es absolutamente coherente con el entorno en el que se mueve (bucea) el personaje de Stephan y enriquece todo el conjunto con esa mirada y esa sonrisa que posee el maldito Gael. Claro, maldito porque yo no las poseo. 🙂

Bueno: La acertada decisión de Gondry de alejarse de la tecnología y crear el onírico y fantástico mundo de Stephan surtiéndose tan sólo de papel de celofán, cartón, algodones y mucha imaginación. En ésta, que es una película totalmente sensorial, se puede sentir el tacto aspero del cartón o la suavidad de los algodones mientras el pegamento nos golpea en la nariz y haciendo que todo este conjunto de sensaciones nos transporte a un mundo en el que nuestro trabajo era moldear plastelina y pintar con las manos.

Regular: Hay ciertos pasajes que se me quedan como en el aire. Todo lo relacionado con la madre me parece que está poco trabajado y no entiendo muy bien qué hace en la película si realmente no aporta nada. A ratos despuntan tramas que parece que tendrán alguna importancia dentro de la historia y luego no es así por ejemplo la amiga de la vecina o el televisor en el rio. El humor sutil y silencioso que lo rodea todo. Es muy curiosa la forma que usa Gondry de hacernos reir: con una máquina del tiempo, con unos compañeros de trabajo absurdos y con unos cochecitos de cartón.

Mal: Por mucho que me duela decirlo creo que la película está un poco vacía. No hay historia y el argumento no evolucina demasiado. Aunque me parece maravilloso, todo se apoya demasiado en la fantasía del protagonista haciendo que la comprensión de lo que se nos está contando se quede relegada a un segundo plano y por ello, a ratos, se vuelva un tanto inverosímil. No entendemos las motivaciones de Stephanie, incluso, en momentos determinados, las de Stephan y me da la sensación de que Gondry, cuando se encuentra con un problema, tira de nubes de algodón y caballitos de trapo y lo soluciona con chantaje emocional. Y tío lo consigue, lo aceptemos ya que es todo tan bonito que, al final, nos da lo mismo.

Horroroso: Resulta muy complicado complacer a todos los espectadores y “La ciencia del sueño” es una de esas películas que no le gustarán al “gran público”. Pero no solo eso, en el propio cine puede escuchar a fans de “Olvídate de mí” despotricar de la película comparándola con la otra. Y es que sabemos que las comparaciones son odiosas pero da igual. Somos máquinas de contraste, toda opinión ha tomar como referencia a otra cosa que tenga algún punto en común, aunque este sea ridículamente pequeño o directamente distinto. Reconozco que el gran motivo por el que fui a ver la película fue que era de Michel Gondry pero no la comparé en ningún momento con ninguna otra película del director. Puede que algunos de sus videoclips me recuerden ciertos momentos de la cinta pero nada más. Mi pregunta es: ¿los fans de “Olvídate de mí” lo son de Gondry, de Kauffman o de Joel y Clementine?

Tres gritoncitas

Anuncios

7 Respuestas a “Microcríticas: La ciencia del sueño

  1. Para mi lo peor es como se diluye la pelicua al final, como intentando no ser convencional destruye lo bueno que había antes. Eso hace que sea un poco fallida. Ya sabemos que Kauffman es necesario 🙂

    Me gusta

  2. Fantástico blog. Felicidades. Hoy mismo he visto la película y me parecen muy correctas algunas de tus observaciones. La película parece un contenedor de paranoias mentales de Gondry unidas por una trama simplona y con muchos errores. Aunque en algún momento parece que los errores son premeditados creo que no lo son. Gondry debería de volver a encontrar a un buen guionista para su próxima peli que le pare un poco los pies cuando se le vaya demasiado la olla. Que se ciña a una trama y haga un buen planing. Que aunque le apetezca mucho sustituir un diálogo por una excentricidad, no lo haga, o no lo haga continuamente… porque para deliciosas paranoias mentales ya tenemos sus fantásticos videoclips y anuncios. Hay un lugar para cada cosa. Porque apetece ver a un buen realizador con un buen guión.

    Me gusta

  3. Rara… muy rara… y demasiado IGUAL a "Olvídate de mi", lo único que las separa es que en donde debiera estar el argumento aun la llenaron más de 'raradas'. La acabamos de ver en casa.

    Besicos para todos.

    Me gusta

Are you talking to me?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s