Deadpool – Microcrítica

Muy bien: En general el concepto en sí mismo, directamente sacado del cómic y perfectamente adaptado al formato cinematográfico. Los constantes guiños, auto referencias, bromas e easter eggs, unidos a la ruptura de la cuarta pared hacen que la película se comunique de forma contundente con el espectador y se vincule a él en una deliciosa complicidad. Esta no es solo una película divertida y cachonda, para el espectador entrenado supone un divertido juego con el que descubrir más y más referencias. Cuanto más sepas, más reirás.

745x440xespecial-deadpool-interno-externo_A-745x440.jpg.pagespeed.ic.VMWeb7istS

Estupendo: Vale que a Ryan Reynolds no le van a dar el Oscar ni el Globo de Oro, pero hay que tenerlos muy bien puestos, además de mucho oficio, para agarrar este personaje, hacerlo tuyo y que siga brillando tanto como en el cómic, quizá más. Y es que Reynolds es capaz de dotar de emociones creíbles al humano que hay debajo del traje de ese personaje desquiciado, obsceno y gamberro que es Deadpool. Ryan Reynolds Rules!

Mola: La banda sonora, con su combinación de temas clásicos, hip hop de los 90, temas originales y orquestación marcan el ritmo perfecto de este carrusel de acción, tacos y chimichangas. Además, incluso la banda sonora es capaz de reírse del uso que se hace de la música en el cine USA en general y en las pelis de de Marvel, en particular (véase Guardianes de la Galaxia). Y, claro, en relación a esto no se pierdan el cameo inevitable de ya saben quién.

Réguler: De acuerdo, Deadpool no tiene ni ha tenido nunca vocación de gran película, no pretende ser Los vengandores. Y bromea con ello, claro. Pero es verdad que, incluso así, en ciertos puntos se nota que su presupuesto ni se acerca a los habituales de Marvel. No me malinterpretéis, me encanta que no siga esa línea, pero a veces parecería que no hay movimiento, que no hay vida en la calles de esa ciudad más allá delos personajes principales.

Malamente: Me molesta, lo reconozco. Me molesta que se critique esta película por violenta, mal hablada y sexualmente explícita. ¿Es eso algo malo? Yo creo que no. Lo que sí es malo, o al menos significativo, es cómo ciertos padres que llevan a sus hijos pequeños a ver Deadpool sin informarse mínimamente (la campaña ha sido larga y cristalina) y sin hacer caso de las calificaciones (No recomendada a menores de 18 años) sean los mismos que luego ponen el grito en el cielo. Deadpool no es una película para niños, al igual que no tienen por qué serlo los cómics, los videojuegos o los dibujos animados. Basta ya de prejuicios ridículos; si los dejan a un lado disfrutarán más de la vida. Y nos dejarán disfrutarla a los demás.

Anuncios

2 Respuestas a “Deadpool – Microcrítica

    • Yo creo que precisamente se busca en Deadpool distanciarse de esa grandiosidad y pomposidad de la que suelen hacer gala las películas Marvel (y DC, no lo olvidemos). Sin embargo, creo que entiendo a qué te refieres. ¿Es posible que te de la sensación de que, al final, la película se queda en la anécdota, en la broma y ya?

      Gracias por comentar. 🙂

      Me gusta

Are you talking to me?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s