Reflexiones anormales (II)

Me pregunto qué es lo que motiva que, esa persona que se sienta detrás de ti en el cine (y que, al ver que no calla durante toda la proyección ha hecho que agotes todos tus chasqueos, siseos y carraspeos) te insulte totalmente ofendida cuando tú, intentando ser lo más amable posible, le pides que guarde silencio.

¡¡Pues mire señora, hija de eso lo será usted, que a mí mi madre me enseñó a guardar silencio en el cine, no por nada, si no por respeto a todos los demás espectadores, aunque haya algún tocapelotassinpelotas que no se lo merezca!! ¡¡Coño!!

Anuncios

17 Respuestas a “Reflexiones anormales (II)

  1. Si se sienta detrás de ti puedes sentarte encima de todos los abrigos de la gente que vaya contigo hasta tener la cabeza tan arriba que consigas que no vea nada.
    Si se siente delante es mucho más sencillo, un chicle en el pelo.
    Si es que la gente se lo busca…

    Me gusta

  2. Como me asquea la gente así, siempre atropellando a los demás. Es como si pensasen que están ellos sólos en el mundo y eso les diese derecho a hacer lo que les de la gana.

    Me gusta

  3. ¡Eso te pasa por ir al cine!.
    Si es que eres un provocador inconsciente.jajaja

    ¿No te soltó eso de: ¡esta juventud ya no tiene educación ni sabe lo que es el respeto!?

    Algún día te contaré la que liamos en un cine con un especimen de esos, salió por patas.

    Me gusta

  4. Por eso busco horarios raros 😉

    La última vez que fuimos al cine, un lunes a las 12 de la noche, no había nadie en la sala salvo el acomodador y nosotros dos. Cuando ya empezaban los anuncios y la sala se quedaba a oscuras, entró un matrimonio de mediana edad y la señora exclamó en voz alta: “Uy qué miedo tan solicos” Andrés respondió ufano: “No se preocupe, señora, hay un bombero en la sala” A lo que el caballero se tomó la revancha y todo orgulloso soltó: “Y un médico!”

    La señora y yo nos miramos con cara de resignación y… xDDDDD

    A veces pasan curiosas, ¿eh?
    Sentido del humor y paciencia infinitaaammmm…ooOOOMMMmmmm…..

    Besicos a repartir!!

    Me gusta

  5. pos a mi me han legao a decir que me calle y que no me ria. To esto riendome en las gracias, y comentado ( solo comentado, lo juro) algun giro de gion, o alguna sorpresa.
    Es el cien por dios!! si yo lo hago es por que disfruto la peli.
    Pero es cierto que hay muchos tocapelotas.

    Salu2

    Me gusta

  6. joder coño mierda ostia!!!!!!!!!
    siempre puedes cambiarte de sitio ponerte en su diagonal derecha y tirarla un chicle mascado al pelo……… wa ja ja 😀

    Me gusta

  7. Pues no veas lo mío, que como conozco al personal del cine, me da vergüenza salirles con el cuento de que me molestan, para que no crearles un problema, y he llegado a aguantar verdaderas atrocidades.

    Me gusta

  8. Por no decir cuando te encuentras a un grupito de insurrectos quinceañeros, que no solo se pasan la peli molestando si no, que alguna que otra vez te llevas una patada en el respaldo del asiento,entonces es cuando me pongo yo como la susodicha medio histérica remilgona y molestosa, pero es que hay cada niñato…que te desquicia!!

    Me gusta

  9. Jos… la gente en general solo atiende a sus derechos… jamás a sus deberes… y ¡Ay! De quien ose llamarles la atención siendo mas joven/ vestido peor/ a sus ojos de inferior estatus social…

    La Maettra y yo presenciamos una de esas, al acabar una pelicula. Durante la sesion, le habia sonado el movil a un señor de unos cincuenta y muchos años, como dos o tres veces (las mismas que lo habia contestado, muy enfadado de que le llamasen estando en el cine, pero sin apagarlo ninguna de las veces).
    Al acabar la pelicula… un chaval vestido en plan antiglobalizacion le llama la atención, mientras salía de la sala. El señor se le puso a gritar que él no era nadie para llamarle la atención. El chaval, manteniendo la compostura, solo le repetia que en el cine hay que apagar el móvil. Y el otro hecho un basilisco, con su enjoyada y forrada de pieles mujer secundándole.
    Mala metabolización de la vergüenza, imagino.

    Raro mundo este, amigo Jos.

    Me gusta

  10. Odio ese tipo de gente en el cine. Pero es peor los que no paran de moverse y cambiar de pierna y se cruzan de piernas y te dan cada dos por tres… o los que llevan a sus hijos que empiezan a dar botes, chillar, “tengo que ir al baño…” etc.

    Me gusta

  11. En estas ocasiones es cuando fantaseo más sobre las bondades del cine.
    Cuando estoy en una superprucción y los brutos efectos especiales me imagino por los sonidos envolventes, que aquella bala perdida llego a la cara del que se reia como idiota mientras hablaba estupideces con su subnormal compañero. O del animal que no tuvo el mayor reparoen contestar su celular con un: “Hola… estoy en el cine” que se escucha hasta el mezzanine… a ese le dedico que el bicho de The Host lo aplaste.
    Pero la mayoría del tiempo giro mi cabeza como en El Exorsista y supongo que pongo una cara peor que de poseida porque al minuto se callan.
    (Aqui debo confesar que muchas veces cuando voy a ver películas con un número elevado de amigos suelo ser yo la que habla, pero siempre sobre la película, generalmente cuando es tan mala que prefiero reirme por la plata que he pagado por ir a verla… eso me sucedió con Borat)

    Me gusta

  12. Tal vez esa es una de las principales razones por las que no voy a menudo al cine. Otra podría ser el exceso de Eau de Popcorn que me pone malito de nauseas. Y otra, que me duermo y ronco un montón, luego me despierto con vergüenza y con una tortículis del 15 “He roncao?” “Vaya que sí”.

    Me gusta

Are you talking to me?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s