Benjamin Button nos robará el corazón

“La vida sería infinitamente más alegre si pudiéramos nacer con 80 años y nos acercáramos gradualmente a los 18”

Esta frase de Mark Twain fue la que inspiró el relato que F. Scott Fitzgerald escribió  en la década de los 20 del siglo pasado y que a su vez es el pilar sobre el que se sustenta El curioso caso de Benjamin Button de David Ficher, película que, aunque no haya sido demasiado pronunciada en este blog, hace temblequear de emoción a este humilde bloguero ante su estreno mañana viernes.

¿Alguien duda que Benjamin/Brad robará nuestros corazones? Y es que El curioso caso de Benjamin Button tiene muchos elementos que la hacen atractiva. Obviando las 13 nominaciones a los Oscar, incluidas Película, Actor y Director, la siempre estimulante presencia de Cate Blanchett o que esté dirigida por Fincher, nos encontramos con una historia narrada desde el realismo mágico a través de un personaje que va rejuveneciendo mientras los demás envejecen. Las posibilidades discursivas de este relato se me antojan tremendas. Benjamin Button es una persona especial, tanto que nace con 80 años y a partir de ahí se va haciendo joven. Además es un personaje que nace y ha sido abandonado en 1918, al final de la I Guerra Mundial lo que le hace crecer en un mundo extraño que le mira raro. Y luego, claro, está el amor…

Rejuvenecer, esa podría ser la respuesta, vivir la infancia, más o menos como la vivimos (fragilidad, curiosidad y cuidado) y poco a poco ir creciendo pero haciéndonos más jóvenes, más fuertes, usando la energía que vamos generando junto a la experiencia y jubilarnos en lo mejor de nuestra vida, esta vez de verdad, lozanos y ágiles, para disfrutar el resto de nuestra vida con lo que hemos aprendido pudiendo hacer un uso real de ello. ¿Se imaginan las posibilidades?

Volviendo a los alicientes de la película, una de las cosas que más me atrae es la interpretación de Brad Pitt. El actor insistió en que él debía hacer el personaje durante todas sus edades. Dicen que está tremendo y supongo que será así. Un trabajo como este no es como para tomárselo a la ligera ya que la línea que separa la genialidad y el ridículo es tremendamente delgada. No puedo llegar a comprender qué es lo que se deberá hacer para componer un personaje como este, un personaje al que cuando es jóven, cronológicamente hablando, hay que interpretarlo como a un niño pero con los achaques de un viejo y que cuando es mayor deberá reflejarse el brillo de la experiencia en los ojos de un adolescente. Ello sin contar, por supuesto, con la complicación de los efectos especiales. No puedo esperar más, afortunadamente ya queda poco.

Por cierto, ya se que todos hemos visto los trailers, las promos y todo lo demás, pero hoy a las 22:15 en las principales cadenas de TV, se emitirá un especial promocional sobre la película que no me pienso perder. Lo que sea para abrir boca para el estreno de mañana. Las primeras críticas que he leído son muy buenas. Pronto la microcrítica.

Anuncios

6 Respuestas a “Benjamin Button nos robará el corazón

  1. Ruth: Pues nada, ya la has visto.

    Carabiru: Cuando la veas no olvides pasarte por aquí para decirnos que te ha parecido.

    Dr. Strangelove: Ahora que la he visto comprendo a la perfección lo que quieres decir y creo que tienes muchísima razón.

    Fétido: Bueno, sea lo que sea, no queme el cine, piense en los pobres trabajadores.

    Me gusta

Are you talking to me?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s