El Frigurón del Dr. Manhattan

Picha, polla, cipote, plátano, verga, churra, mango, pistola, trabuco, cimbrel, falo, pito, trompa, nardo, pepino, minga, pijo, tranca o nabo son algunos de los sinónimos de pene que, así de repente, me vienen a la cabeza. Hay muchos más, estoy seguro, y seguro que ustedes, estimados lectores, tienen en la cabeza alguno que falta en esta lista.
Me centraré hoy en un pene concreto, uno al que, dadas sus características, me referiré a partir de ahora como El Frigurón. Por supuesto, hablo del Frigurón del Dr. Manhattan, apéndice masculino que en estos días está teniendo una creciente popularidad gracias al estreno de Watchmen.

dr manhattan antiegos

Por si algún despistado está leyendo esto, le contaré que Watchmen nos cuenta la historia de un grupo de superhéroes un tanto especiales entre los cuales está el Dr. Manhattan, fruto de un accidente que sufre el Dr. Jon Osterman cuando en un experimento de física nuclear es desintegrado para volver a reintegrarse poco después convertido en el superhombre azul. El Dr. Manhattan posee la habilidad de modificar la materia a nivel subatómico y puede ver el tiempo como un todo simultáneo. Estos poderes hacen que la guerra fría tome un nuevo rumbo ya que los USA tienen de su parte a la que es, probablemente, la mayor arma de defensa y ataque. Ah, y como curiosidad, es verdad, la mayor parte del tiempo el Dr. Manhattan está en bolas, como es de suponer. Es una forma perfecta de mostrar su progresiva desconexión con el humano que una vez fue. Su inteligencia superior o su clarividencia convierten sentimientos como el pudor en algo ridículo. El director Zack Snyder luchó con uñas y dientes para que se respetase el desnudo total del personaje y para que se mostrase en pantalla con la misma naturalidad con la que aparece en el cómic. Para mí es algo que tiene mucho mérito pero viendo que no se deja de hablar de ello empiezo a preguntarme hasta qué punto no era otra estrategia más de marketing. “Tengo que admitir con humildad que no tiene nada que ver conmigo” dijo Billy Cudrup, el actor que interpreta a Jon Osterman, en una entrevista cuando por enésima vez se le preguntó por ello.

Todos sabemos que la mojigatería norteamericana puede alcanzar grados de la más inexplicable estupidez y cuando leo cosas como que “el gigante pene azul me hizo sentir incómodo” o que “dadas las proporciones más de uno puede sentirse inferior” me descoyunto de la risa. Me pregunto qué ocurriría realmente si existiese el Dr. Manhattan. Claramente sería una amenaza para cualquier país que no fuese EE.UU pero estoy casi convencido de que, en esta sociedad falocrática, a los macho men norteamericanos les daría más miedo El Frigurón que la posibilidad de reventar en un millón de pedazos. Sabiendo esto, Snyder no podía dejar pasar la oportunidad de plantar la semilla de una polémica que finalmente no creo que llegue a tanto.

Una última pregunta para los que se escandalizan por el tamaño del Frigurón (a mi no me parece tan grande, la verdad): ¿si pudieses modificar la materia a tu antojo de qué tamaño te la pondrías tú?

Anuncios

12 Respuestas a “El Frigurón del Dr. Manhattan

  1. Años!
    Años hacia que no ponias un post con tanto mateiral cachondo como este.

    Como nadador y deportista estoy acostumbrado a ver tios en pelotas, y ni me molesta ni me llama la atencion, ni siqueira los zumbones.
    Yo mejoraria otras partes de mi body, modestia aparte del tema tratado. 😛

    Salu2

    Me gusta

  2. Dios! qué curiosidad me ha entrado!
    Si es que en ninguna parte aparece una imagen de tamaño y descomunal monumento!!!

    😛

    Yo no me pondría nada, si eso me estiraría unos… hummmm 15-20 cm, para dejar de ser un taponcillo, jajajja.

    Lo curioso es que entre las quejas, dicen que “algunos chicos heterosexuales pueden sentirse incómodos” ah, los homosexuales no, ven penes gigantes azules cada día… dichosos puritanos…

    Me gusta

  3. Mmm, ahora que lo pienso, lo mas impactante no es el tamaño. En la peli se ve que chupar un dedo de Dr Manhattan es como chupar una pila y saltan chispas…

    Entonces cuando le chupe el frigurón… se electrocutará y será como comerse un trozo de uranio a los Simpson, pero azul…

    El sexo de los superhéroes, ¡qué gran tema! qué ganas de que Kevin Smith se pronuncie…

    Me gusta

  4. Pues fíjese, estimado Josmachine, qué en serio se tomaron el “tema” que, según comenta Billy Crudup (el actor que se paseó en porretas fosforitas como Doc Manjatan) en una entrevista, “estuvieron evaluando veinticinco tamaños distintos, hicieron veinticinco modelos distintos y finalmente se decidieron por el número veintiuno”.

    La entrevista no aclara si el culo cincelado es suyo o fruto de los chicos infográficos.

    Me gusta

  5. Dude: Bueno, me alegra ver que no soy el único que no se escandaliza ante un pene, sea como sea y del color que sea.

    Srta. Lunares: Muchas gracias. Sepa que es un honor tenerla por aquí.

    Ruth: Bueno, bueno, no tiene mérito. XDDD

    Jorge: Bueno, los demás no sé, pero debo reconocer que, yo al menos, no la tengo azul.

    Carabiru: Ay, esas curiosidades… Mira que busqué en la red alguna foto del film, pero nada. Incluso se cuento que en la foto del post el miembro estaba borrado, así que aproveché y le puse el helado. Mira y rima y todo.

    Jorge: Cierto, un gran tema el sexo de los supers. Puede que Watchmen haya sembrado la semilla de un nuevo punto de vista.

    Grom: Genial información. Eso sí, la diferencia entre los veinticinco modelos no era tan solo una cuestión de tamaño, ¿no? Quiero decir, barajarían formas y tamaños. Ya estoy viendo las reuniones creativas y art concept. Cierto, mucho pene pero nadie habla de los glúteos.

    Me gusta

  6. A mí no me escandalizó especialmente, pero la verdad es que el balanceo constante del frigurón (me encanta esta palabra) me distraía bastante…

    P.D.: Ruth, si quieres pechos más grandes, te los cambio por los míos. Pero, te lo advierto, ser pechugona tiene más inconvenientes que ventajas… muuuuuuuuuchos más inconvenientes 😦

    P.D.2: Jorge, presumir está muy feo… aunque sea verdad 😉

    Me gusta

  7. Jajajajajajjajajaja que bueno que está este post!
    A mi tampoco me escandalizó el pene, el Frigurón (Tuve que investigar q era un puto frigurón), más bien me pareció muy novedoso, al menos de lo que yo he visto y de lo que se conoce por este país( Costa Rica), claro aun estoy esperando q la proyecten en los cines :(.
    Y sí, si cambiaría el tamaño de mi órgano reproductor masculino!!

    Me gusta

Are you talking to me?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s