Sobre oportunidades perdidas

Vemos una foto de una chica en una taquilla de color azul llena de postales y cartas. Comienzan los acordes de More Than Gravity de Colin & Caroline. El plano se aleja. Es una taquilla sita en el pasillo del Instituto Liberty . Una voz en off nos saluda, “Hola, soy Hannah Baker…”,  estudiante de secundaria de dicho centro, víctima de un suicidio ocurrido pocos días antes.

Así da comienzo 13 Reasons Why.

El protagonista principal de esta historia, aparte de la propia Hannah (Katherine Langford), es Clay Jensen (Dylan Minnette), compañero de clase de Hannah, siendo además compañeros de trabajo a tiempo parcial en un pequeño cine de su localidad de residencia. Clay tiene sentimientos hacia Hannah pero se siente incapaz de demostrarlos, maniatado y preso de su propia timidez.

Pocos días después del suicidio de Hannah, Clay encuentra un paquete anónimo en la puerta de su casa. Al abrirlo, descubre que se trata de una vieja caja de zapatos con 7 cintas de cassette en su interior grabadas por ambas caras, además de un mapa e instrucciones para pasar de una persona a otra, como si de un mensaje en cadena se tratase. Dichas cintas están narradas en primera persona por la fallecida Hannah Baker, y en ellas Hannah explica a trece personas los motivos que la indujeron a quitarse la vida, detallando la implicación de los oyentes de dichas cintas.

Hannah también especifica que un compañero de clase tiene un segundo juego de cintas, que verán la luz pública en caso de que alguno de los que reciba las cintas no siga las instrucciones al pie de la letra, teniendo dicho descubrimiento consecuencias tanto para los oyentes como para el centro docente donde todos ellos cursan la preparatoria. Esto conllevaría, además de la vergüenza publica de los encartados, responsabilidades penales para algunos de ellos.

A través de dicha narración, Hannah desvela cada uno de los pasos que desembocaron en una profunda depresión y crisis existencial, haciéndonos participes de su dolor y sufrimiento, conduciendo la suma de todos ellos a su propia muerte. Todos pensaban que sus acciones eran insignificantes e inofensivas. Estaban equivocados.

3

WELCOME TO YOUR TAPE

La popular plataforma de video bajo demanda Netflix estrenó la primera temporada de 13 Reasons Why el 31 de Marzo de 2017, basada en el libro homónimo obra de Jay Asher,  y ya desde el comienzo, numerosos sectores sociales vieron un peligro potencial en la serie,  sobretodo por el target de la misma y los temas que se abordan en los 13 capítulos de esta primera temporada.  Un relato veraz, cruel y sin tapujos para el que hay que estar medianamente preparado psicológicamente.

Hay que dejar algo muy claro, 13 Reasons Why no es una serie que trate un tema que no se haya visto representado ya de muchas maneras tanto en el cine como en las series de televisión, lo cierto es que es una serie enfocada hacia un público mayoritariamente juvenil, y como muchas otras series teen tiene sus defectos, pero esta es infinitamente superior a casi cualquiera de ellas.

Se trata, como digo, de una serie teen pero sin caer en tópicos, ni clichés, ni lugares comunes. Es oscura, opresiva, cruda y veraz como ninguna otra antes, y eso la convierte en un diamante en bruto sin comparación en toda la parrilla televisiva.

Puede vanagloriarse de tener una trama profundamente absorbente que no te deja ni un respiro en la que, con el paso de los capítulos, ves como esa delicadeza y precisión en el desarrollo de la historia afecta de una forma real al desarrollo de los personajes. Ves como maduran, como crecen, como suman. Es especialmente remarcable esto último.

La paleta de canciones elegidas en la serie también es muy interesante. Cada canción utilizada esta puesta con una razón de ser.  Acentúa cada momento, lo hace bello, triste, depresivo, alegre u oscuro. Hay mucha nostalgia bien entendida en la serie. A la música, una herramienta poderosísima para evocar emociones, se unen muchas otras variables de la puesta en escena para atacarnos por esa vena que consiguen hacer la serie muy atemporal.

13 Reasons Why  no inventa nada que no se haya visto antes.  Sí, aquí encontramos a los atletas del instituto, las animadoras, la chica que se viste de gótica, los nerds del cuadro de honor, los que no encajan en ningún lado y revolotean en todos los ámbitos,  el que hace su revista que todo el instituto lee y el rarito que saca fotos a todo lo que se mueve. Y todo ello mezclado con las fiestas llenas de alcohol y drogas y los amores y desamores típicos de la adolescencia.

Entonces, ¿por qué no te suelta desde el comienzo del primer capítulo hasta los créditos del último? ¿Por qué?

Porque en el medio está el suicidio de una joven cualquiera, que a través de una serie de cintas ya en desuso, en contraposición a toda una generación cautiva de las nuevas tecnologías, las redes sociales, las tablets e Internet , que nos invita a escuchar su historia, y el hecho de que lo haga así, de esa manera tan “manual”, hace que sea mucho menos fría y más asimilable.

Y es desde este punto donde vamos a ver la maestría de aquellos que llevaron adelante este proyecto para convertir una típica historia de instituto, en una de las mejores y más necesarias series para ver en este 2017.

Pero, de vuelta, ¿por qué? ¿por qué hay que verla? La respuesta es simple: 13 Reasons Why funciona, cumple y no fracasa en donde el resto de series de su género sí lo hace. En la piel de sus protagonistas vamos a ir conociendo la cara más oscura de los típicos temas de instituto americano. Sin moralina ni mascaras de por medio. Eso es lo que la transforma de una serie más en una serie necesaria.

Y cuando digo necesaria me refiero, no sólo a la importancia de ser conscientes de este tema en el mundo que nos rodea, sino por ser transgresora y mostrarnos los abusos y sus consecuencias tal y como son.  Hay demasiadas Hannah Baker en nuestras vidas, seguro que vosotros habéis sido testigos de más de una “broma” sin importancia durante alguna clase.

Pequeños detalles que parecen banales pero que unidos pueden crear un castillo de naipes que fácilmente puede derrumbarse en una mente inadecuada y maleable a según qué acciones.

13-Reasons-Why-netflix-serie

TAKE THE TYPE OVER FOR MORE

Todos somos humanos, y como tales cometemos errores. Hannah Baker decidió quitarse la vida, pero la serie de desencadenantes que la llevaron a ello pueden ser invisibles para aquellos que no quieren ver. La moraleja de la historia aquí es saber que cada acto de nuestra vida tiene sus consecuencias, buenas o malas.

Por todo ello hace remarcable la figura del acosador pasivo, porque, en definitiva, tan culpable es aquel o aquella que comete el acto en cuestión como esa persona testigo de dichos hechos que permanece inmutable ante el mismo.

No hablo de justicia, ya que es un término moralmente amplio, pero sí que hablo de una perspectiva valiente ante la vida, de hablar, de apoyar al que tienes a tu lado, de tener personalidad, de lanzarte, de no guardarte nada para más tarde, de sentir, de amar, de reír, de llorar siempre que lo necesites, porque nunca sabes a quien puedes ayudar con un pequeño gesto, con una pequeña acción que no signifique absolutamente nada pero que para otra persona sea un mundo.

Como formuló el matemático y meteorólogo estadounidense Edward Norton Lorenz (1938-2008) en un artículo publicado en 1963, Predictability; Does the Flap of a Butterfly’s wings in Brazil Set Off a Tornado in Texas?, (Predictibilidad, ¿El aleteo de una mariposa en Brasil hace aparecer un tornado en Tejas?), popularmente conocido más tarde como efecto mariposa, pequeñas acciones aparentemente sin conexión pueden provocar grandes resultados en la otra punta del mundo.

Lo que vemos a través de los capítulos que conforman esta temporada nos recuerda lo trágico que puede resultar no prestar atención a diversas señales de alerta, y lo triste que resulta que esto sólo sea la punta de un enorme iceberg, chicos y chicas que sufren gritando en silencio y que sólo necesitan una voz, un abrazo, un consejo a tiempo, un apoyo, un amigo.

Hannah Baker es una enseñanza capital para todos ellos/as. Dicho queda.

Anuncios

Una respuesta a “Sobre oportunidades perdidas

  1. Una crítica con la que no puedo estar más de acuerdo. Los típicos clichés no desvirtúan el argumento de la trama, convirtiendo una serie de adolescentes en un producto para la reflexión, sea cual sea tu edad.

    Muy buena crítica. Gracias.

    Me gusta

Are you talking to me?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s